Una de las grandes incógnitas en el tema de comer pizza del día anterior, es la manera de almacenarla sin afectar demasiado su sabor y textura. Si bien es cierto que algunos ingredientes solo bastan con calentarlos en el hornopara renovarlos y obtener su sabor al máximo, por lo general el pan pizza sufre de ciertos cambios graduales en su estructura molecular, que nunca van a regresar a su estado original.  

A continuación, enlistamos una serie de recomendaciones para guardar la pizza:

- Separa en rebanadas la pizza que haya sobrado, y deja que se enfríe a temperatura ambiente.
- Selecciona un plato que sea suficientemente grande para que quepan las rebanadas
- Coloca dos capas de servitoallas en el fondo del plato, después coloca las rebanadas de pizza, y al final otra capa de servitoallas
- Tapa todo con plástico de cocina autoadherente
- Guarda todo en el refrigerador

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: ale_tqm@hotmail.com